Por qué iniciamos este proyecto

Por Chipotles and Chill

03/10/2020

 

Siempre nos ha gustado viajar, pero lo más importante es que nos gustan los tipos de viaje que realmente nos enseñan algo. A menudo veíamos páginas como YouTube y a los blogueros de viajes para buscar lugares que nos gustaría visitar, pero siempre nos decepcionábamos cuando no podíamos encontrar el tipo de contenido que iba más allá de una guía de viajes. Mientras recorríamos los innumerables blogs de viajes populares, no podíamos evitar pensar que faltaba algo. Gran parte del material sobre viajes sigue un patrón reconocible: qué ver, hacer y comer si pasas unos días en un lugar determinado. Toda esta información es maravillosa y útil. Sin embargo, lo que nos faltaba era la sensación de conectar profunda y emocionalmente con esos lugares y sus comunidades después de leer sobre ellos. Por lo tanto, pensamos en este proyecto como una contribución a esa brecha, dando un paso más para aprovechar mejor los viajes. En este artículo, describimos los motivos que han impulsado nuestro deseo de crear este proyecto.  

Iniciar un proyecto de este tipo no es una tarea fácil, contar las historias que queremos ver puede ser más difícil de lo que parece. Durante meses, nos preguntábamos: ¿Por qué dedican tanto tiempo y energía a la construcción de un sitio web? Hay tantos blogueros de viajes, ¿qué puedes hacer realmente diferente? ¿Qué tienen de especial las historias que queremos leer? Cabe mencionar que este proyecto es un complemento de nuestra vida profesional (lee más sobre nosotros aquí). Aprovechamos la oportunidad que nos ha brindado este proyecto creativo. Chipotles and Chill ha sido una excelente manera de desconectarnos de nuestra investigación de tiempo completo durante las noches, desarrollar nuevas habilidades y explorar formas alternativas de contar historias sobre viajes.  

Creemos que la mejor manera de encontrar el contenido que queremos consumir es ¡creándolo nosotros mismos! Entre los dos, tenemos 16 años de experiencia viviendo como expatriados y hemos viajado extensamente por cinco continentes. A lo largo de este tiempo, hemos descubierto el valor de viajar despacio, aprendiendo que el hogar no es un espacio físico sino un sentimiento que creamos. Además, nuestro recorrido nos ha mostrado cómo los recuerdos más perdurables son los que se crean con los demás, especialmente las personas que forman parte de las comunidades que hemos visitado. Todas estas experiencias nos han brindado perspectivas y visiones del mundo muy diferentes que creemos que vale la pena compartir.

bridge over the river in Drumnadrochit, Scotland

Como una pareja de una estadounidense y un mexicano que viven en Europa, hemos aprendido a navegar una forma de vida diferente con, a veces, poca orientación. Por ejemplo, tener una cita con el médico en nuestro segundo idioma. O quizás acostumbrarse a formas alternativas de movilidad, como ir en bicicleta al trabajo todos los días. Al final, adaptarse a un estilo de vida diferente es parte de la belleza de vivir en otro país. Pero, como pareja de doble nacionalidad, creemos que es importante hablar abiertamente sobre nuestras experiencias con este proceso de adaptación.

Debido a que vivimos en dos países diferentes, gran parte del tiempo que pasamos juntos es viajando lejos de nuestros dos hogares. Además, tenemos mucha suerte de que nuestros trabajos nos permiten trabajar desde cualquier lugar con una buena conexión a internet. Esta libertad significa que podemos llevar nuestra vida profesional a donde sea que vamos, y también nos da la oportunidad de viajar despacio. En lugar de viajar constantemente de un país a otro mientras trabajamos, percibimos nuestras vidas de nómadas digitales resembla más como trabajar de forma remota en épocas del año. Nuestro objetivo es un día aventurar el mundo con un trabajo que permita la flexibilidad de combinar nuestras pasiones profesionales y personales.

Por último, pero no menos importante, a partir de nuestra experiencia trabajando en el espacio humanitario, vemos una oportunidad de aplicar nuestro conocimiento profesional a nuestra pasión por los viajes. Esperamos crear conciencia sobre las formas de viajar que pueden tener un impacto positivo en las comunidades locales. Además, vemos un gran potencial en la producción de contenido que captura genuinamente la esencia de los lugares que visitamos. Para lograrlo, creemos que es fundamental sumergirnos en diferentes culturas y contar las historias que no se pueden encontrar simplemente visitando los lugares turísticos más populares. Porque viajar consciente no se trata solo de ser consciente de lo que traemos a las comunidades que visitamos, sino también de lo que nos llevamos cuando nos vamos.  

Creemos que vale la pena compartir estos pensamientos que, quizás, otras personas puedan encontrar valor en ellos. Pero más allá de simplemente escribir sobre nuestras experiencias, queremos crear una comunidad de personas con idales similares. Si 2020 nos ha enseñado algo, es que estamos en nuestro mejor momento con el apoyo de una comunidad. Queremos conectarnos con personas que aprecian viajar por el trayecto, no por el destino. Aquellos viajeros que quieren ir más allá de solo ver los sitios para «tacharlos de su lista». Para nosotros es importante poner a las comunidades que visitamos como el punto focal, y no simplemente como parte de una experiencia turística. Quizás lo más importante es que queremos contribuir a hacer de nuestro mundo un lugar mejor.

¿Disfrutaste este artículo? Comparta con nosotros lo que valoras cuando viaja a hello@chipotlesandchill.com

¡Síganos en nuestras redes sociales y suscríbete a nuestra lista de correo electrónico y únete a una comunidad de viaje consciente! Más acerca de nosotros.

 
Subscribe

0 comentarios

A %d blogueros les gusta esto: